destacado_mindy

The Mindy Project, la comedia romántica palomitera del momento

Este verano he visto series unas cuantas series que tenía pendientes, como toda buena seriéfila con ganas de perder horas de sueño. Intentaré hablar de todas por aquí, porque me he enamorado unas cuantas veces, pero la actualidad manda y esta semana ha vuelto The Mindy Project así que tiene el honor de ser la primera para poder spoile… digo comentar los nuevos capítulos.

Había oido poco sobre esta serie, pero me intrigaba por los comentarios que leía por twitter. Parece que nadie es fan, pero luego resulta que tiene seguidores hasta debajo de las piedras. A mí esas son las series que me provocan verlas, las que disfrutas sin tener que estar escuchando constantemente “Breaking Bad es TAN buena”, “Juego de Tronos es TAN épica”… con esas me siento obligada a que me gusten o a ser una apestada de la sociedad. Pues fuera tapujos y viva yo, que después de ver corazones en los ojos de medio internet (si es que eso existe) que le ponían al final de la segunda temporada… me tragué unos cuantos capítulos aleatorios en Cosmo, doblados (sí señor, DOBLADOS, YO) y como que me gustó bastante. Después me di cuenta de que estaba viendo precisamente capítulos casi de estreno. Bien, no pasa nada, soy una persona norm… VOY A VER EL FINAL. Sí, a quién le importa nada, ví el último y claro… tuve que verla desde el principio.

Aparte de ESE FINALACO SUPERMONO Y MÍTICO, me he hecho muy fan de las aventuras y desventuras de Mindy. Supongo que la sombra de New Girl me había tapado una serie mucho más acorde a mi personalidad. No porque sea india o algo así, sino por ser una serie mucho más ácida y con unas referencias que podría estar haciendo yo misma en cualquier momento. Soy infinitamente más Mindy Lahiri que Jess de New Girl a todos los niveles.

¿Y qué hace falta para que una serie me enganche lo suficiente como para llevármela de viaje a Canadá y maratonearla recorriendo el país en autobús? Un shipperío decente (BAM SPOILER). Ahí entra Danny Castellano. El italiano pequeñín gruñón. El del movimiento sexy. El de los morritos. Ya hablaré más de eso en alguna review episódica para no estropearos el asunto así en el primer post. Aunque me remito a las siguientes capturas…

mindy01
Otra cosa que aprecio mucho en una serie. La música. Usan temazos muy épicos en escenas muy épicas. Y luego está eso de que Danny esté aprendiendo a tocar el piano, lo haga fatal, sea fan a muerte de Bruce Springsteen y de The National (Y QUE THE NATIONAL HACE UN CAMEO Y CANTAN).

Ojo, que tiene muchas cosas que no son tan buenas, como el hecho de que muchos personajes secundarios sean de lo más random o que las amigas de Mindy de repente desaparezcan totalemente de la trama, pero eso lo compensan con un montón de guest stars amiguetes episódicos de renombre. Es una comedia, ¿a quién le importa? ¡A mí no! ¡Saca las palomitas!

En fin, que si sois de aquellos que lo gozan en una tarde de mantita y peli con alguna de Sandra Bullock, Meg Ryan, Julia Roberts y compañía, os gustará también The Mindy Project. Es un hecho.

Os dejo con uno de los momentos “referencia mítica”. Because of reasons.


About slayerrr

Seriéfila desde antes de que existiese el término. Veo lo que me parece, me da lo mismo si es lo que está de moda o no. JossWhedonista. Whovian. ex-Tuelprecintera. Friki de demasiadas cosas (excepto de lo asiático, ahí no he llegado). Padezco de incontinencia twitteril severa.

2 comments

  1. Me aburro tanto que no sé si bajarme esta serie, porque lo cierto es que la protagonista tira para atrás muchísimo, pero si me dices que es mejor que la petarda de Jess (me tragué 2 temporadas de New Girl) entonces tal vez le de una oportunidad, bah, me la voy a bajar a ver qué tal xD ya te contaré!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.